Seguridad de la información el punto clave que nunca se debe descuidar.

La seguridad de la información con la que trabaja una empresa debe ser uno de los principales objetivos en un sistema informático. La información se puede almacenar de muchas maneras, permitiendo o restringiendo el acceso a empleados y también personas externas a la empresa.

Para más información sobre Seguridad de la información



Conoce más sobre nuestro servicio de Seguridad de la Información


Cada vez hay más tecnologías que facilitan el acceso a la información aumentando así la productividad pero también se aumentan los riesgos y vulnerabilidades que puedan provocar una pérdida de información y/o de un uso indebido y malintencionado de esa información, acarreando problemas inmediatos a la empresa y en algunos casos incurrir en el incumplimiento de la RGPD, cosa que todavía traería más consecuencias negativas al empresa. Los grandes riesgos

El origen de los riesgos de seguridad que tiene una empresa informatizada pueden ser los siguientes:

  • Ataques de a través de internet o red local (automatizados, dirigidos o robo directo de información)
  • Virus
  • Datos a los que acceden los diferentes proveedores tecnológicos que tienen acceso al sistema informático de la empresa
  • Gestión incorrecta de los datos por parte de los mismos empleados, ya sea intencionada o no intencionadamente.
  • Fallos físicos del hardware que sostiene el sistema informático (Servidores, Almacenes, Copias de seguridad)
  • Robo información por parte de terceros o de empleados
  • Problemas en la ubicación física de los equipos que almacenan y gestionan la información del a empresa (Incendios, Inundaciones, Robos, Vandalismo, etc.)

¿Qué soluciones ofrecemos?

Las medidas correctoras y preventivas que solemos aplicar dependen de cada caso en concreto en base a los puntos de riesgo detectados. A modo de ejemplo, las medidas más comunes son:

  • Identificar usuarios/grupos genéricos y permisos recursos
  • Aplicar directivas de contraseñas a usuarios nominales
  • Integrar credenciales con Active Directory
  • Cambio contraseñas administradores locales servidores y equipos
  • Identificar y eliminar usuarios y equipos obsoletos (y otros)
  • Identificar y cambiar contraseñas en otros dispositivos
  • Actualizar sistemas operativos servidores y equipos
  • Revisar estado antivirus y actualizar periódicamente
  • Cifrado backups y asegurar almacenamiento backups
  • Analizar uso y ubicación de datos
  • Identificar y controlar accesos desde internet
  • Correos electrónicos y texto legal firmas

No corras riesgos innecesarios. Todavía estás a tiempo!



Solicita más información sin compromiso y déjate aconsejar por nuestros expertos.