Ventajas del uso de la virtualización:

La inversión en hardware se reduce, ya que esta tecnología permite alojar múltiples servidores virtuales en un único servidor físico.

Los sistemas “virtualizados” son fáciles de manejar una vez configurados, por lo que añadir un nuevo servidor es mucho más rápido que la instalación de un nuevo servidor físico.

La disponibilidad y continuidad del negocio es más rápida y económica pues se necesitan menos servidores físicos para garantizar una respuesta adecuada ante “desastres”.

Menores costes de gestión y mantenimiento
.

Importante ahorro energético durante todo el período de vida de los servidores (un servidor físico mediano consume 420€ + IVA de electricidad por año según las tarifas del 2.010 en España).

¿Cuándo y por qué es necesaria la virtualización de servidores?

Una de las principales características de la virtualización de servidores es compartición de los recursos de TI. Esto ayuda a ahorrar dinero, mejorar tiempos de respuesta y optimizar el uso de los procesadores; Características imprescindibles para satisfacer las exigencias del entorno actual.

La virtualización de servidores también ayuda a optimizar el almacenamiento y la manera de utilizar el/los servidor/es y otros recursos informáticos. Los servidores se van a utilizar aprovechando al máximo su capacidad, pues se podrán ejecutar múltiples aplicaciones sin penalizar el rendimiento, minimizando tiempo de inactividad y maximizando su productividad.

En conclusión, las soluciones de virtualización de servidores permiten satisfacer las necesidades de su organización, haciendo un uso más eficiente de los recursos, facilitando la migración de aplicaciones, y en definitiva un mejor aprovechamiento de sus servidores. Estas características, entre otras, hacen de esta tecnología una excelente opción para su empresa.

Detalle de los beneficios de la virtualización

Consolidación

Se optimizan la utilización de recursos. Es un tema que va ganando importancia y si tu negocio se ve limitado por una utilización pobre de los servidores y el almacenaje, es probable que estés haciendo una sobre inversión en hardware mientras que malgastas espacio y energía, sin mencionar que te verás envuelto en la ineficacia operacional. Esto a su vez incrementa los costes y lleva a un impacto negativo en el entorno general de la empresa.

Continuidad de negocio y alta disponibilidad

Realizar la implementación de una estrategia fiable y de recuperación rápida puede llevar demasiado tiempo y dinero, requerir infraestructuras superfluas de servidores, almacenaje y redes. Debido a esto, muchas compañías simplemente no pueden tener planes completos de continuidad de negocio para poder proteger su infraestructura y sus aplicaciones más importantes. Gracias a las nuevas soluciones de virtualización de continuidad de negocio se pueden añadir opciones de alta disponibilidad y recuperación de desastres a tu negocio incluso con presupuestos muy reducidos. Sin tener un almacenamiento compartido para montar un clúster de alta disponibilidad con almacenamiento compartido (típicas cabinas de discos) se puede estar preparado para:

  • Fallos de hardware
  • Los servidores virtuales pueden funcionar en diferentes servidores sin detectar cambios en el hardware. Por tanto si se tiene un sistema de copias de seguridad, replicación o clúster, lo único necesario para asegurar la continuidad de negocio es tener recursos de CPU, RAM y almacenamiento. Delante de un fallo de hardware sólo hay que arranca la máquina virtual en otra plataforma.

  • Fallos de software
  • En estos casos se puede contar con las instantáneas que permiten volver a un estado anterior en el que el servidor funcionaba.
    Como los backups se pueden realizan de toda la máquina virtual, la restauración es muy simple y rápida sin necesidad de tener conocimientos de los sistemas instalados en las máquinas virtuales.
    También es posible montar sistemas de alta disponibilidad con “Zero downtime” sin los altos costes de clúster de aplicaciones como por ejemplo SQL. Además, las máquinas virtuales no son sensibles al cambio de hardware físico, por lo que los distintos nodos de un clúster pueden tener hardware distinto.

Entornos de prueba y desarrollo.

El desarrollo de software implica pruebas continuas, reproducción y solución de bugs. El resultado es que los desarrolladores pueden invertir en torno al 30% de su tiempo en el aprovisionamiento y las pruebas de caída de los entornos. Cuando las aplicaciones ya están preparadas para la implementación de la producción, el personal TI tiene que administrar las configuraciones de las aplicaciones en varias etapas desde el lanzamiento hasta la producción, con oportunidades similares para mejorar la eficacia de procesos y la utilización de los recursos. Gracias a la virtualización, el personal dedicado al desarrollo y el testeo puede ofrecer configuraciones de una forma rápida a partir de plantillas antiguas. Después pueden probar las configuraciones y tomar capturas para registrar los bugs y mejorar la utilización de los recursos mediante la consolidación de las máquinas virtuales en un puñado de recursos físicos. Durante la implementación de las aplicaciones, la virtualización facilita a tu personal TI las tareas de aprovisionamiento, clonación, parcheo y pruebas antes de realizar la implementación en la producción y archivar los sistemas de producción para la protección de los datos del negocio.

Aislamiento aplicaciones

las máquinas virtuales son totalmente independientes, entre sí y con el hypervisor. Por tanto un fallo en una aplicación o en una máquina virtual afectará únicamente a esa máquina virtual. El resto de máquinas virtuales y el hypervisor seguirán funcionando normalmente.

Flexibilidad

podemos crear las máquinas virtuales con las características de CPU, memoria, disco y red que necesitemos, sin necesidad de adquirir un servidor con esas características. En lugar de comprar servidores “pequeños” tenemos plataformas escalables que vamos ampliando conforme los recursos a ofrecer lo requieren. El tener servidores pequeños tiene los siguientes problemas:

  • No serán escalables.
  • Generán más consumo.
  • Añadirá complejidad a la instalación.
  • No estarán bien aprovechados y será mucho más crítico el hacer un buen dimensionamiento del servidor.
  • En muchos casos tendrán un consumo más elevado.
  • También podemos tener máquinas virtuales con distintos sistemas operativos, ejecutándose dentro de una misma máquina física.

Seguridad

cada máquina tiene un acceso privilegiado independiente. Por tanto, un ataque de seguridad solo en una máquina virtual sólo afectará a esa máquina. Además es posible delegar permisos a diferentes informáticos o proveedores de servicios a servidores en concreto sin comprometer la seguridad de todos los servidores.

Agilidad

la creación de una máquina virtual es un proceso muy rápido. Si necesitamos un nuevo servidor lo podremos tener casi al instante, ya sea para ponerlo en producción o para hacer cualquier tipo de prueba sin poner en riesgo el entorno de producción y sin tener desarrollar que planificaciones complejas para evitar la parada de ningún servicio de la empresa ofrecido por los servidores.

Backups más simples y eficaces

Los backups se pueden realizar de las máquinas virtuales enteras para poder restaurarlas a un estado anterior en un tiempo mínimo. Además no es necesario hacer backups de las máquinas virtuales y de su contenido al mismo tiempo, sino que una copia de seguridad de una máquina virtual permite una restauración totalmente granular de los componentes, ya sean datos o bases de datos como por ejemplo SQL, Active Directory, Exchange….

Ventajas para la PYME

Tu empresa se enfrenta al reto de mantener los gastos TI a un nivel bajo al tiempo que ofrece servicios de alta calidad a sus clientes. Lo más probable es que no tengas el personal especializado necesario para gestionar las tareas de administración de sistemas tales como parches, actualizaciones, recuperación de desastres y continuidad de negocio. Ahí es donde entra en juego la virtualización. Los productos para la virtualización de pequeñas y medianas empresas (PYMES) te pueden ayudar a ofrecer un nivel superior de servicios TI al tiempo que recortas los gastos, todo con el personal de TI del que dispones en la actualidad.